Nuestra voz

Valle de Sula, Honduras “Solo el pueblo salva al pueblo”

El pasado 30 de octubre Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (CENAOS) advirtió sobre una onda tropical la cual ingresaría a Centro América, este rápidamente se convirtió en huracán de categoría cuatro. Mientras en algunos países centroamericanos advertían del impacto en su territorio, el gobierno de Honduras promovía la actividad turística para disfrutar con “responsabilidad” del Feriado Morazánico[1] para reactivar la economía en el país.

cuarentena johHonduras cumple con mes y medio de cuarentena, desde que se decretó de manera oficial el 15 de marzo, producto de la crisis sanitaria por el COVID-19. Un par de días antes se habían suspendido las clases como medida preventiva al conocerse la noticia del primer caso procedente de Europa.

La medida única de protección, atención y combate al coronavirus por parte del gobierno ha sido la cuarentena y el confinamiento obligatorio.

mujerEn la mayoría de los barrios y colonias, hay muchas mujeres, niñas y adolescentes que son las que han puesto la cara al frente de las tomas, exigiendo comida para sus hijos e hijas, las que han levantado una piedra como única defensa ante los militares, las que han llorado de impotencia al ver que piden comida y reciben represión, con sus hijos al lado, que siguen con hambre, con sed y con ganas de vivir, en un país que no les garantiza suplir ninguna de las necesidades básicas a las que tienen derecho.

hambreConfinamiento obligatorio

Han pasado seis semanas desde del primer caso de Covid-19 registrado en el país. Una semana después se decretaba el confinamiento obligatorio sin ningún criterio lógico, más que la comprensión que si es acertada: el sistema de salud del país es incapaz de hacer frente a la pandemia. Países con mejores sistemas de salud, un nivel de vida mucho más alto, y con mayor cantidad de recursos se han visto desbordados por la propagación del virus y las innumerables muertes. ¿Cómo podría Honduras hacer frente a un contagio masivo si los hospitales ya están colapsados desde hace más de diez años? Con 9.5 camas por cada diez mil habitantes no es capaz de tratar los problemas de salud del pueblo en sus condiciones normales, mucho menos en épocas de pandemia.

Propuestas alternativas contra el covid19Avanzar en respuestas alternativas

A más de un mes del primer caso de COVID-19 detectado en nuestro país y con cuatro semanas de cuarentena y toque de queda absoluto en las ciudades más importantes de Honduras; con miles de trabajadores suspendidos y despedidos; con miles de trabajadores por cuenta propia sin poder obtener un centavo para su alimentación; y ante la inoperancia, irresponsabilidad y corrupción del gobierno para hacerle frente al COVID -19, es necesario tomar medidas urgentes para evitar un caos sanitario y social.

Facebook