protestas medicos docentesGobierno deroga los PCM

Casi a medianoche del domingo 2 de junio, el dictador Juan Orlando Hernández rodeado de su gabinete ministerial y varios supuestos dirigentes gremiales anunció la aprobación de dos decretos ejecutivos (PCM) derogando TODOS los PCM exigidos por la PLATAFORMA de DEFENSA de la SALUD y la EDUCACION.[1]

El anuncio ha generado diversas reacciones en la medida que varios dirigentes magisteriales que integraban la PLATAFORMA aparecen firmando un acuerdo con el gobierno desacatando el mandato de la ASAMBLEA de la PLATAFORMA que explícitamente acordó no asistir a ningún diálogo con el gobierno si antes no se derogaban los PCM. La maniobra del régimen de firmar un acuerdo con algunos dirigentes busca minimizar la derrota abriendo las puertas para imponer su política no por la fuerza sino por el engaño y la traición, destruyendo así desde dentro la Plataforma de defensa de la salud y la educación.

Un enorme triunfo opacado por dirigentes traidores

Los objetivos planteados por la Plataforma fueron la derogación de los PCM como parte de la lucha contra la privatización de los sistemas de salud y educación, y la táctica fueron los paros de labores y las movilizaciones rechazando participar en cualquier diálogo o negociación hasta lograr el objetivo.

La lucha alcanzó niveles nunca vistos antes, los paros de labores en salud y educación alcanzaron casi el 100% de acatamiento. Las movilizaciones fueron multitudinarias a nivel nacional particularmente en Tegucigalpa. Centenares de tomas de carretera a lo largo y ancho del país realizadas por docentes y trabajadores de la salud con el apoyo de padres y madres de familia, estudiantes, organizaciones, comunidades y pueblo en general. Transporte público paralizado. Aeropuerto Internacional de Toncontín cerrado. Represión desbordada por la resistencia popular.

La magnitud de la movilización provocó el resquebrajamiento del régimen y lo obligó a derogar los PCM. Por lo anterior, lograr el objetivo planteado mediante la movilización masiva y sin ningún compromiso por parte de la Plataforma, recordemos que no firmó el acuerdo, ES UN TRIUNFO CONTUNDENTE.

El problema surge cuando el gobierno aparece con dirigentes magisteriales y de la salud firmando un acuerdo a espaldas de la PLATAFORMA. En particular cuenta con la presencia de Roberto Tróchez, presidente del COLPROSUMAH, quien un par de horas antes apareció en el video oficial de la PLATAFORMA llamando a acciones para esta semana y luego aparece firmando el acuerdo con el gobierno, junto a dirigentes del COPRUMH, PRICHMA Y SINPRODOH.

Las maniobras del dictador

acordantesFirmar un acuerdo con dirigentes magisteriales por fuera de la Plataforma busca crear un espacio de negociación controlado por el gobierno. Para ello no dudó en utilizar la extorsión contra dirigentes corruptos que tienen procesos abiertos en los juzgados. Pocos días antes Eval Díaz había amenazado al dirigente del COLPROSUMAH con la cárcel por corrupción y apoyó al PRICHMA en dicha demanda.

Al mismo tiempo el régimen pretende bajar el perfil del organismo que dirigió la lucha: la Plataforma. Cuenta a su favor con la falta de escrúpulos de la dirigencia magisterial. Sin embargo, la reacción de las bases del magisterio el día lunes ha sido de respaldo a la Plataforma y repudio a los dirigentes traidores.

Un dictador cada vez más solo

pepe y johLa movilización resquebrajó el frente del régimen. La magnitud de la movilización popular, el profundo odio a Juan Orlando Hernández, la corrupción generalizada del gobierno, las masivas migraciones de hambre, las vinculaciones al narcotráfico tanto del gobierno de Pepe Lobo como el de JOH; son elementos que al juntarse empiezan a erosionar el régimen.

La empresa privada acorralada por el Servicio de Administración de Rentas, con impuestos y controles de todo tipo toma distancia señalando que quienes conducen el país lo hacen “erróneamente”, que los “hondureños no gozan de los derechos básicos que contempla la Constitución como salud y educación gratuita y de calidad” … que es “incuantificable lo que hemos perdido durante todos estos últimos años a raíz de la corrupción.” (Jorge Faraj, Presidente Cámara de Comercio e Industria de Cortés)

Por su parte la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa sostiene que “Reconocemos y apoyamos las luchas legítimas que puedan tener distintos sectores de la sociedad hondureña, como en este momento la tienen los médicos y los maestros, reconocemos y apoyamos los cambios profundos que necesita nuestra patria particularmente en resolver los graves problemas de corrupción generalizada, seguridad ciudadana, seguridad jurídica, abuso de poder de ciertas instituciones, abuso de la burocracia para justificar corrupción de muchos empleados públicos, y muchos problemas más que enfrentamos todos los que queremos vivir y trabajar de forma honesta y pacífica en Honduras.

Y por si fuera poco desde las mismas filas del Partido Nacional surgieron voces como el caso del designado presidencial Ricardo Álvarez, que llamó a “Rectificar … el bienestar del pueblo está por encima de cualquier cosa. Sugiero por la paz de Honduras, derogue Min de Educación y Salud los Pcms, y comencemos de 0. El ex presidente Pepe Lobo fue más contundente (traicionado por la persona a quien llevó al poder) “El problema de nuestra Honduras se resuelve fácil: QUE JOH RENUNCIE. Así se van buscando salidas al sufrimiento de nuestro pueblo. Las organizaciones, embajadas, etc. que llaman al diálogo, a la paz, deben entender que el que ha generado la crisis es JOH, no es el pueblo.

La lucha sigue, fortalecer la organización unitaria

plataforma medicos docentesEl triunfo alcanzado es un paso trascendental en la lucha por la defensa de la educación y salud pública, pero sólo un paso. La lucha planteada implica entre otras medidas el aumento de los presupuestos de salud y educación, la derogación de leyes privatizadoras como la Fundamental de Educación y la del Seguro Social, el tema de las jubilaciones, y un largo etcétera.

Es necesario fortalecer la estructura de la Plataforma para lo cual las bases del magisterio organizadas en las seccionales y filiales deberán exigir a sus dirigentes nacionales explicaciones por el desacato del mandato expreso de la Asamblea Nacional de la Plataforma. Una medida inmediata debería ser la separación de dichos dirigentes de sus cargos y que no sigan representando a los gremios mientras se canalizan apropiadamente las exigencias de expulsión realizada por algunas bases.

Por otro lado, la lucha por acabar con la dictadura y sacar a JOH del gobierno, implica una lucha nacional mucho más amplia que retome lo que hicieron los y las trabajadoras de la salud y la educación, pero a nivel nacional. Hay que empezar a preparar la huelga general señalando a los dirigentes colaboracionistas con el régimen y reemplazarlos. Con señalarlos como traidores no basta hay que sacarlos de sus cargos.

 

[1] Al momento de escribir este artículo fueron publicados en La Gaceta los decretos ejecutivos derogando los PCM.