La Mochila 27 - 9 agosto 2016
Pin It

27laEn una coyuntura de golpes al movimiento sindical, magisterial, campesino y demás sectores organizados, como titanes de entre los escombros han salido los estudiantes de diferentes niveles a enarbolar banderas de lucha, con toda la rebeldía y coraje que caracterizan a la juventud.

La profundización de las reformas en educación, concretadas en medidas como la alfabetización forzada en Media, o la aprobación de las normas académicas y reformas al plan de arbitrios en la UNAH, han tenido como respuesta las protestas estudiantiles del presente año.

Si bien hasta el momento no se consolida una organización articulada de los sectores estudiantiles y otros vinculados directamente a la educación, es importante resaltar la importancia de las victorias logradas por el movimiento estudiantil este 2016. No obstante lo anterior, es necesario recordar que las reformas en educación forman parte de una planificación que va más allá de estrategias de la Secretaria de Educación y la Rectoría de las Universidades; estas reformas responden a las exigencias de Organismos Internacionales, las cuales están enmarcadas en el proceso de reformas a nivel mundial de la educación, primando por sobre el espíritu real de la educación “el capital”, es decir, la mercantilización de la educación en su más amplio sentido.

Como respuesta a la amenaza de deterioro de la educación que afrontan los pueblos, es de suma importancia que los procesos abiertos tanto en Media con las protestas contra la alfabetización forzosa y en la UNAH contra las Normas Académicas, se profundicen primando la organización estudiantil, puesto que al no ser luchas de corto plazo, es de incalculable importancia que se fortalezca la organización y la democracia, para darle continuidad a dichas luchas, encontrar los puntos de convergencia con los estudiantes de todos los niveles y emprender la lucha abierta y ferviente en defensa de la educación pública, gratuita, científica y con participación estudiantil.

A recuperar la experiencia

Luego del 89 y todo los cambios que representó la emblemática caída del Muro de Berlín, junto a la venta de ideas posmodernas para la juventud, es necesario resaltar la importancia de la recuperación de la memoria histórica, retomar los métodos de lucha, y que el proceso de recomienzo de la experiencia de la juventud sea más breve y coherente.

Si bien, los artilugios se han vuelto más sofisticado con el tiempo, el monstruo sigue siendo el mismo: el capitalismo. Es por ello que las experiencias del movimiento estudiantil y obrero de décadas pasadas contienen estrategias fundamentales para emprender las luchas venideras.

Desde la Juventud Socialista, SoB, saludamos las victorias del movimiento estudiantil, y a la vez hacemos un llamado a la unificación de la lucha de los estudiantes, a la profundización de la organización, tanto en Media y la UNAH, como en otras universidades del país como la Universidad Pedagógica, para prepararnos para la gran empresa: la defensa y transformación de la educación, con una verdadera participación estudiantil.

¡POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA, GRATUITA, LAICA Y CIENTIFICA!

Facebook