La Mochila 23 - 7 marzo 2016
Pin It

berta caceres hondurasEl asesinato cobarde de Berta Cáceres ha generado una ola de repudio sin precedentes que va desde la totalidad del movimiento popular en honduras, hasta diferentes agrupaciones políticas y sociales de todo el planeta y gobiernos de diferentes latitudes.

Los medios de comunicación le han dado una amplia cobertura pero sesgada del significado real de la lucha de Berta, ocultando su verdadero carácter que rebasa los estrechos límites de agrupaciones ambientalistas porque aunque ella se reivindicaba ambientalista su lucha cotidiana iba millas adelante cuestionando las bases de la explotación y acumulación capitalista en Honduras, la opresión de género y la injerencia de potencias extranjeras no sólo en Honduras sino en todo Latinoamérica.

¿Quién mató a Berta Cáceres?

Los responsables políticos no son solamente “los cachurecos” como dicen algunos que piensan todos los problemas de país en términos que quitando al PN y colocando al PAC o Libre u otro partido político se solucionan los problemas de país. Sino que el verdadero responsable es el Estado encabezado por JOH y la burguesía en su conjunto por dos razones.

Primero han seguido al pie de la letra las órdenes dictadas de los organismos de crédito internacional y la embajada norteamericana de entregar los recursos naturales a las transnacionales como es el caso de la empresa China Sinohydro con el proyecto Agua Zarca la que perjudicaría a las comunidades lencas ligadas al rio Gualcarque; y segundo por la impunidad que ha implantado el regimen1, con tantos dirigentes y activistas políticos asesinados a lo largo del país por defender sus derechos lo que sienta un precedente tan nefasto, ya que estos asesinatos han estado ligados con grupos empresariales o líderes políticos que ha recibido el apoyo de JOH.

Y Berta Cáceres junto con el COPINH ha liderado la lucha contra la construcción de la represa antes mencionada y tras una durísima defensa de sus territorios (desarrollando asambleas indígenas, bloqueando la carretera principal por un año etc.) pararon la construcción, llevando incluso al BM a retirar los fondos por no respetar los derechos de los indígenas.

En consecuencia su lucha fue ANTICAPITALISTA por su oposición a las transnacionales y a la injerencia norteamericana y de cualquier país imperialista, en contra de la construcción de bases militares gringas por todo en Honduras y en América Latina. ANTIPATRIARCAL por su lucha en favor de los derechos de las mujeres. ANTIRACISTA por luchar con los indígenas contra la discriminación y marginamiento de una sociedad racista, que solo les ofrece pobreza extrema.

Su asesinato es duro de asimilar para el movimiento social debido a su importancia y la tenacidad de sus ideas en defensa no solo de los pueblos indígenas sino de todos los explotados y oprimidos en general y es un triste llamado de atención a todo el movimiento social, a reorganizarnos y luchar contra las transnacionales y contra el gobierno de JOH de lo contrario nos seguirán asesinando y saqueando nuestros recursos.

Es necesario romper las actuales cadenas de inmovilización y desorganización impuesta por muchos dirigentes que en su agenda no está planteada esta lucha sino en otros terrenos ya sean personales o electorales.

Que el asesinato de Berta Cáceres no quede impune, no podemos confiar que el gobierno de JOH lo resuelva por eso tenemos que movilizarnos en las calles y que organismos de derechos humanos nacionales e internacionales independientes investiguen.

¡Solo el pueblo salva al pueblo!

¡Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos!

1. Según la BBC, Honduras es el país con mayor cantidad de defensores del medio ambiente muertos se ha registrado en los últimos años. “El informe titulado “¿Cuántos más?” señala que en 2014 Honduras fue el país que registró más asesinatos per cápita de defensores del ambiente en todo el mundo. De las 116 muertes de ambientalistas que se documentaron el año pasado –el número real puede ser mayor– casi tres cuartas partas ocurrieron en América Latina, especialmente en Honduras, Brasil y Perú. En el caso de Honduras, entre 2002 y 2014 se produjeron 111 asesinatos de activistas ambientales en territorio hondureño. “Más de 80 tuvieron lugar sólo en los últimos tres años en una región, Bajo Aguán”, dijo Chris Moye, de Global Witness, a la BBC.”

Facebook