La Mochila 20 - 28 octubre 2015
Pin It

tiempo20El escándalo destapado semanas atrás, que vincula a la familia Rosenthal con lavado de activos a través de sus empresas, esencialmente Banco Continental, nos hace reflexionar debido a la crucial importancia que este tiene dentro del contexto nacional e internacional.

Luego del comunicado emitido por el Departamento del Tesoro (OFAC) de Estados Unidos, el Gobierno Nacional comandado por JOH accionó rápidamente en actitud servil bajo los lineamientos imperialistas al cierre de Banco Continental. Bajo la discusión de Liquidación Voluntaria, -favoreciendo al gobierno y la Banca Nacional-, y Liquidación Forzosa, -en pro de los intereses de los Rosenthal-, se tejió la discusión nacional; dejando de lado los intereses de los miles de trabajadores que quedan desempleados y los cuentahabientes que están en el limbo con sus ahorros en dicha institución.

En este complejo panorama se comenzaron a tramar las decisiones sobre el futuro de la institución financiera que por un lado se enfrenta a la amenazante realidad de incautación de bienes por parte de la OABI, y por otra parte a los intereses de la burguesía nacional que aprovecha la coyuntura para hacerse de la cartera de clientes y demás intereses económicos y estructurales de Banco Continental.

Cortinas de humo y enigmas sin resolver

Junto al desarrollo de los hechos se han ido generando muchas preguntas que aún continúan en el aire, y la alardeada Comisión Nacional de Bancas y Seguros “íntegro y confiable órgano de supervisión” ha dado timbos y tambos al ofrecer un día una respuesta y cambiándola al día siguiente.

Dentro de las incógnitas se ha debatido el futuro de los empleados de Banco Continental, el retiro de los ahorros de miles de personas que exceden el límite garantizado por FOSEDE, ¿qué se hará con los bienes incautados?, ¿quiénes asumirán el resto de financiamientos de la institución financiera?, etc.

Lo que sí está claro es que los empleados están siendo despedidos sin garantías laborales y el tema se elude a medida pasan los días.

Burgueses, políticos, instituciones y gobierno podridos

Los recientes hechos vienen a reafirmar los comentarios y especulaciones que flotan en la atmósfera social cotidiana. Dentro de la empresa privada, de las estructuras políticas e instituciones gubernamentales, se articulan las estructuras para llevar a cabo todo tipo de marañas de enriquecimiento a costas del saqueo de las instituciones estatales, evasión de impuestos, lavado de activos y narcotráfico.

Lo anterior demuestra que a la burguesía nacional no le basta con parasitar del Estado y la explotación laboral; sino que recurre a cualquier tipo de mecanismo que le genere crecimiento económico.

Desde la Juventud Socialista reafirmamos nuestra postura inicial ante los hechos y nos continuamos pronunciando en los siguientes términos:

  • Las empresas de Grupo Continental deben ser estatizadas y continuar operando bajo el control de las empleadas y empleados.
  • Llamamos a los empleados a tomarse las empresas atacadas, y oponerse rotundamente al cierre y liquidación de dichas empresas que les garantizan su trabajo y subsistencia.
  • Condenamos la actitud del gobierno y empresa privada que ante su sed de enriquecimiento sobrepasan los intereses económicos nacionales y esencialmente de las trabajadoras y trabajadores alentando y/o ejecutando el cierre de las empresas de Grupo Continental.
  • Denunciamos el actuar servil del gobierno nacional, que reafirma su carácter de país bajo el control de los Estados Unidos y sus intereses imperialistas.
  • Exigimos la investigación y de encontrarse responsables, castigo para los Rosenthal y todos los demás accionistas y socios vinculados al lavado de activos y narcotráfico.

Por lo anterior, desde la Juventud Socialista hacemos un llamado a todas y todos los trabajadores y trabajadoras, organizaciones políticas, movimiento popular, organizaciones de base de indignados, campesinos, sectores indígenas, estudiantes y pueblo en general a defender el derecho de los trabajadores y trabajadoras de Grupo Continental, a exigir la estatización de las empresas y a exigir castigo para todos los políticos y empresarios corruptos del país.

“La liberación de los Trabajadores será obra de los propios Trabajadores”

Carlos Marx

Facebook