La Mochila 8 - 21 octubre 2014
fShare
0
Pin It

estudiantes gratis

Dice el refrán que tiene mucho significado para las autoridades de la Pedagógica que ven en este clima de inestabilidad y desmantelamiento de la educación pública una oportunidad para sacar más beneficios y expandir sus negocios a diferentes lugares del país con la propuesta que han hecho por las normales, al ponerlas a sus intereses, transformándolas en sedes regionales donde su cobertura es débil o inexistente. Valiéndose de la ley fundamental de educación (la cual desde el magisterio sabemos que es un retroceso educativo) convertirá el resto de normales que no les son útiles en centros de enseñanzas técnicas o terciarios que estarán al servicio de las necesidades de las empresas locales.

Dicho lo anterior de ninguna manera la pedagógica ha hecho una propuesta valga la redundancia pedagógica con respecto a renovar las prácticas educativas (que dentro de la propia pedagógica hay muchas deficiencia por incapacidad de las autoridades) ni en como formar a los docentes, para que respondan a una realidad tan cambiante, violenta, misógina y conflictiva, sino que simplemente van a ampliar los negocios de las funda.

Los hondureños tenemos derecho a la educación

La crisis económica golpea con fuerza las puertas de la Pedagógica, a la cual el estado le recortara alrededor de 90 millones de lempiras lo cual devendrá en cierre de muchas clases y la amenaza de cerrar carreras, donde una de las principales sedes que sentirá la espoleada será la de San Pedro Sula, poniendo en jaque también al sistema de distancia que funciona en diferentes partes del país, y como es evidente también el recorte de personal docente, y para los que queden precarización de salarios(en el caso de los que están por contrato).

Ante la inminencia de estos hechos no podemos llamarnos al silencio aceptando el recorte como han hecho las autoridades de la pedagógica sino que los estudiantes debemos organizarnos juntos con los catedráticos y exigir nuestro derecho a la educación al estado, y rechazando desde ya cualquier intento de incremento que venga a golpear nuestros ya debilitados bolsillos.

Facebook