ley fundamentalLa Ley Fundamental de educación fue aprobada a pesar de las luchas magisteriales, movilización estudiantil y rechazo del pueblo en general. De una manera disimulada y sutil se empezó a implementar en el sistema educativo, y a pesar que sus reglamentos siguen en discusión, el autoritario y represor ministro de educación Marlon Escoto ya ha girado instrucciones para la culminación del presente año, y la nueva fórmula para el inicio del próximo.

El 2013 culmina sin clausuras de sexto grado, pasando los alumnos al séptimo grado como señala la LFE, aun cuando no existen condiciones materiales para la implementación de Centros Básicos, lo que indica que en una primera instancia será un cambio de nombre y malla curricular en los mismos institutos que imparten el ciclo común. Por otra parte las carreras han entrado en un desgaste para implementar los bachilleratos que estipula la LFE, bachilleratos que ya estaban abiertos en muchos lugares desde el presente año. Las Escuelas Normales esperan las instrucciones que girará la Secretaría de Educación para las reformas en la formación de docentes.

La LFE contempla la obligatoriedad de brindar educación pública por parte del gobierno hasta el noveno grado, no será de extrañar que en un futuro próximo los costos de la educación terminen de recaer sobre los hombres de la población pobre y oprimida.

Organización Magisterial y Estudiantil

El magisterio ha sufrido una tras otra arremetida desde los sancionados en 2011 hasta la destitución en una de las plazas del dirigente magisterial del COLPROSUMAH, Edwin Oliva, sin pasar por alto la persecución política que sufre el director del Instituto Central Vicente Cáceres. Por otra parte el movimiento estudiantil de secundaria no logró organizarse ni siquiera en torno a la exigencia más general como es el bono estudiantil.

Desde las universidades se han lanzado consignas por parte de grupos organizados que no han logrado la suficiente fuerza para movilizar las masas estudiantiles. El esfuerzo más destacado fue el ENEU, que al carecer de una base estudiantil que sustentara los acuerdos, quedó como un foro de discusión de vanguardia incapaz de impulsar una lucha, mucho menos tirar atrás la LES.

Un espacio para la FID

Sin dialogo con los estudiantes, ignorando su rechazo el pasado año, la UPNFM, abrió las carreras con su modalidad de FID, como respuesta a la necesidad creada por la repudiada Ley Fundamental de Educación. Lo cual nos puede llevar a hacernos una serie de cuestionamientos en cuanto al actuar de la UPNFM, ¿Por qué cerró las puertas al magisterio en la huelga del 2011? ¿Por qué acató todas las disposiciones de la LFE, sin debate ni cuestionamientos? ¿Por qué reclama una Autonomía en el marco de una reforma que solo beneficia a la empresa privada y le quita la exclusividad de formación de docentes? ¿Por qué sancionó a estudiantes y lo intentó con otros? entre otras.

Los futuros docentes nos enfrentamos a un futuro en la educación desalentador, el cual exige la participación de todos en los debates y discusiones en torno a dichas problemáticas, para potenciar la organización estudiantil como respuesta, puesto que solo graduarse ya no es una garantía para nosotros. Solo la lucha nos puede asegurar nuestro futuro y el de la educación pública.

¡Los Estudiantes a una sola voz: Por una Educación Pública, Gratuita, Laica y de Calidad!