upn17Cuando la dirigencia no está dispuesta a avanzar, la base la debe superar

La profundización de las medidas privatizadores en educación ha desencadenado una ola de protestas y luchas estudiantiles, teniendo en su punto máximo, la toma por parte de los estudiantes de los centros de la UNAH de Ciudad Universitaria D.C., Olanchito, Comayagua, Choluteca, La Ceiba, y a la vanguardia, el Valle de Sula.

Pese al férreo control de las autoridades de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, el día miércoles pasado un grupo de estudiantes, ex estudiantes y personas vinculadas a la lucha estudiantil, se tomaron la Sede Central de la capital de la República. Luego de un par de horas de toma fueron desalojados violentamente por personal de dicho centro en conjunto con la policía y militares, haciendo uso de fuerza excesiva.

En rápida respuesta, las autoridades de la UPNFM-SPS, realizaron un despliegue de control para evitar que la enfermedad de las luchas contagiara a la regional de SPS (presencia docente y de DISE en los portones para impedir el acceso a reconocidos activistas estudiantiles, así como presencia policial dentro de la universidad). Por otra parte el Directorio Estudiantil giró un comunicado que reflejaba las posturas esenciales de las autoridades; apoyo sin sustento material a la lucha de la UNAH, solicitud de más presupuesto para la Pedagógica (que si bien es necesario, la postura nunca se ha consensuado ni explicado), y un llamado a mantener la paz y calma en la universidad, terminar nuestro periodo académico y taparnos los ojos ante la represión, requerimientos fiscales a estudiantes y violación de derechos elementales a los compañeros en lucha incluidos nuestros compañeros de Tegucigalpa. Ver mochila No.16

Posteriormente, el Directorio Estudiantil, aunque nunca rectificó su postura sobre el pronunciamiento, realizó una recolecta solidaria para los estudiantes de la UNAH. Sin embargo creemos que es necesario que después de este primer paso, la lucha sea participativa y no de individuos, por lo que reivindicamos la necesidad de una Asamblea Estudiantil.

Asamblea, Reunión o lo que sea

La Universidad Pedagógica cuenta con uno de los reglamentos impuestos más antidemocráticos que rigen el sistema educativo. Por una parte elitizan la participación estudiantil, abriendo los espacios sólo a personas de alto índice académico y con cierto número de clases cursadas (ni a los candidatos a presidentes de la República condicionan tanto); al mismo tiempo que las manipulan con la presencia docente en las asambleas de las carreras, coartando la expresión y autodeterminación de los estudiantes. Modelo que la rectora Julieta Castellanos pretende imponer en la UNAH.

Para terminar de borrar la participación del estudiantado, las directivas de área no vuelven a convocar a Asambleas hasta la próxima elección y el Directorio Estudiantil junto a los representantes en las estructuras de organización universitaria se proclaman “la voz de todos” sin informar nunca a su base, preguntarle qué opina y mucho menos permitir que los estudiantes planteemos nuestras preocupaciones y propongamos determinadas luchas. (Desarrollaremos más el régimen de la UPNFM en Mochilas posteriores).

La actual coyuntura política y estudiantil nos reprocha a gritos la falta de iniciativa y organización real, además que se vocifera por los medios que es la juventud la que enarbola los procesos de lucha en el país. Debido a esto se vuelve más que necesario que la dirigencia estudiantil convoque a una ASAMBLEA GENERAL, para que se empiece a involucrar al estudiantado en la toma de decisiones y la lucha por la defensa de nuestros derechos y la Educación Pública, misma que agoniza a pasos acelerados.

Asimismo, esta convocatoria debe ser sólo el primer paso para iniciar una sucesión de Asambleas –generales y por carrera–, democráticas, participativas y planificadas estratégicamente en función de los intereses estudiantiles y no de las autoridades serviles al Gobierno.

No obstante lo anterior, si las dirigencias estudiantiles no son capaces de fomentar la democracia en la universidad, es impostergable que el estudiantado rebase la dirigencia, auto convocándose e impulsando los espacios de participación democrática estudiantil real y exija su derecho a la opinión en la toma de decisiones y pida cuentas a sus dirigentes; proceso que es normal en cualquier expresión de organización democrática.

Desde la Juventud Socialista, hacemos un llamado a mantenernos incorporados en las luchas estudiantiles y nacionales, a exigir una Asamblea de Estudiantes y a impulsar la lucha por la democratización y participación real, fomentando el debate crítico desde nuestras carreras y en todos los espacios posibles, exigiendo la no manipulación de las autoridades y repudiando las medidas represivas del gobierno, autoridades estudiantiles y universitarias a todos nuestros compañeros (UNAH, UPNFM, Secundaria, etc.).

¡Si no me preguntan, yo opino; si me quieren tapar la boca, Grito!

¡Asamblea Estudiantil Ya!